Logo_grande_verde_oscuro

La conservación del medioambiente es uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos en pleno siglo XXI.

Un reto que es responsabilidad de todos y que requiere el compromiso global de las administraciones y la ciudadanía, para llevar a cabo acciones coordinadas que permitan garantizar resultados a largo plazo en la conservación de los ecosistemas de cada territorio.

Con esta filosofía nace el proyecto Apadrina un árbol. Un proyecto colaborativo impulsado por el Ayuntamiento de Bigastro con la colaboración de Hidraqua -los cuales ponen a disposición de los padrinos los árboles y los medios necesarios para su plantación y posterior cuidados a través de un calendario anual de riegos y podas-,  dirigido a todos los vecinos comprometidos con el medioambiente, invitándoles a colaborar en la mejora del medio natural que nos rodea, participando activamente en la recuperación forestal de nuestro municipio a través de la plantación y cuidado de arbolado de variedades autóctonas.

Apadrina un árbol le invita a dejar una huella ecológica con balance positivo, aportando su granito de arena a la mejora de la conservación del planeta,  adoptando un árbol que quedará bajo su cuidado a lo largo de vuestra vida. Su árbol llevará su nombre o el que desee. Además, podrá registrar la evolución del crecimiento del árbol, así como disponer de información sobre el árbol, su crecimiento y fotografías del mismo.

Una actividad que afianzará en los más jóvenes su conciencia hacia el respecto y responsabilidad con el medioambiente, que podrá realizar en familia y que permitirá conocer en profundidad y disfrutar los espacios naturales de nuestro pueblo.

Con su ayuda, reforestaremos nuestros espacios naturales municipales y recuperaremos su aspecto tradicional usando variedades autóctonas para que las generaciones futuras conozcan su entorno tal y como lo hicieron nuestros antepasados.

El plan de reforestación prevé actuaciones en tres zonas:

Zona 1. Antigua escombrera.

La recuperación de la antigua escombrera con la plantación de algarrobos, tarays y almendros, transformándola en un espacio de ocio y reunión donde disfrutar de las maravillosas vistas que se divisan desde esta atalaya natural.

Es un espacio que forma parte de la Ruta al Sur Bigastro, una de las rutas de senderismo más interesantes de la Gran Ruta Costa Blanca Interior, que muestra la riqueza natural de nuestro entorno y ofrece una gran variedad de actividades interactivas silvícolas y de contacto con la huerta tradicional levantina, guiando al visitante a hacer un recorrido por el centro histórico de nuestro pueblo, dando a conocer toda su riqueza histórica y cultural.

Zona 2. Loma larga.

La recuperación de este espacio natural con la plantación de mimosas, algarrobos y almendros.

Las vistas y tranquilidad de este espacio lo convierten en un escenario ideal para la práctica de deportes basados en la combinación físico-espiritual para mejorar la calidad de vida tanto física como mental.

Zona 3. Azarbe Mayor.

El agua, bien esencial para la vida y recurso que ha marcado el estilo de desarrollo
socioeconómico de nuestro pueblo, y la cultura del agua, su canalización y uso desde hace de siglos, han permitido la creación del espacio natural denominado la Huerta Mediterránea.

La recuperación de este paraje con la plantación de palmeras y laureles, y la recreación holográfica del antiguo molino harinero, integrada en Ruta al Sur Bigastro, nos transporta a tiempos pasados y a los albores de la creación de lo que hoy conocemos como Bigastro.

La historia del Azarbe Mayor, el rico ecosistema que se genera alrededor de este afluente artificial del Río Segura, es una fuente de riqueza natural en la que podemos observar especies de aves acuáticas, anfibios y mamíferos acuáticos que son una muestra de la fauna autóctona, cada vez más escasa.

La recuperación de la flora autóctona mediante el proyecto Apadrina un árbol colabora con la recuperación de la fauna de este rico e inigualable espacio natural.

frase2

Anuncios